domingo, 20 de febrero de 2011

RECETA GLASA REAL




La glasa real o royal icing la utilizamos sobre todo para decorar galletas, aunque nos es muy util también como complemento en la decoración de tartas y cupcakes.

La podemos hacer de diferentes formas, os vamos a explicar tres:

1. Con un paquete de Royal Icing Sugar ­- 500g. Solamente tenemos que añadir 60 ml de agua y mover. ¡Ya está lista!





2.  Ingredientes:




450 gr. azúcar glass
3 cucharadas de merengue en polvo
- 5 o 6 cucharadas de agua (según la humedad del sitio donde se haga)
- Colorante

Mezclamos todo en la batidora durante 7 minutos a velocidad media-alta. ¡Listo!

 

3. Con 450 gr. azúcar glass, 3 claras de huevo, unas gotas de limón. Batimos las claras con el zumo de limón y vamos añadiendo poco a poco el azúcar glass. 

Batimos durante 5 minutos y ya está preparada. A veces necesita un poco más de azúcar, dependiendo del tamaño de las claras.

En todos los casos debemos tapar el preparado inmediatamente, porque si lo dejamos en contacto con el aire se seca enseguida.
Si queremos darle color, ahora es el momento. Añadimos colorante en pasta o en gel y movemos.

Una vez preparada la receta, obtenemos una glasa de consistencia firme, que nos sirve para delinear el borde de la galleta y para escribir. También podemos utilizarla para hacer figuritas de azúcar y bordes en las tartas. Para facilitarnos la tarea, la ponemos en una manga con boquilla del nº 2 o 3

Si a esta preparación le vamos añadiendo unas gotitas de agua poco a poco, conseguimos una glasa de consistencia blanda, que nos va a servir para rellenar las galletas. Para esto podemos rellenar unos biberones o dejarla en unos vasitos y nos ayudamos de una cuchara y un palillo.
Para saber si tenemos la glasa con la consistencia adecuada, dejamos caer unas gotas de glasa sobre el resto y si se funden antes de que contemos hasta 10 es que está a punto. Si no han desaparecido, debemos añadir un poco más de agua.

Cuando realizamos la glasa con claras de huevo, recomendamos utilizar las claras pasteurizadas que encontramos en el supermercado. Si no es así, es aconsejable gastar la glasa en el momento, para prevenir la salmonela.
Si utilizamos claras pasteurizadas o merengue en polvo podemos guardar la glasa durante 7 - 10 días a temperatura ambiente.

Recordad:

- siempre debe estar bien tapada para que no se nos seque.
- si está muy dura añadimos agua poco a poco para conseguir la consistencia que necesitemos.
- si nos quedó muy líquida podemos añadir azúcar glass.
- el azúcar que utilicemos debe ser muy fina, nosotras os recomendamos el ICING SUGAR para evitar que se atasque la boquilla.